sábado, noviembre 20

Edificio Transoceánica


Hoy el concepto “sustentabilidad” está más que usado, incluso se podría decir “manoseado”, ya que  decir que un edificio es sustentable le da una ventaja por sobre los demás, por lo que hoy la mayoría de las nuevas construcciones están obteniendo certificados que acrediten su sustentabilidad o incluyendo sistemas que permitan un ahorro energético importante. Sin embargo, muchos de los edificios que dicen ser “sustentables”, en realidad lo son a medias o sólo tienen algunos puntos que lo hacen ser amigable con el medio ambiente. Uno de los edificios que realmente puede considerarse sustentable y que fue diseñado teniendo como base el tema de la eficiencia energética y el confort de sus usuarios es el Edificio Transoceánica de la oficina +Arquitectos.


Esta obra, ubicada en la comuna de Vitacura y liderada por el arquitecto Alex Brahm, albergará las nuevas oficinas de las Empresas Transoceánica, ligada a la familia Schiess. En el terreno, antes del fundo Recabarren, se levantará el “Business Park de Sta. María de Manquehue” donde se proyectan otros edificios de oficinas, un anfiteatro y restaurantes. Éste es un master plan realizado en Alemania por la oficina de planificación Krause Bohne Gmbh, el cual definió en términos generales la ocupación del terreno y el uso de formas curvas en las plantas.
 

El diseño del edificio Transoceánica está hecho para responder a la solicitud del mandante, es decir que fuera sustentable y ahorre energía, tanto por su arquitectura, como por sus sistemas. Su emplazamiento, orientación y fachada tienen su explicación en torno al ahorro energético, así como sus sistemas de climatización e iluminación, buscando un gasto energético un 20% más bajo que un edificio de oficinas de características similares.

Este proyecto emplazado en Santa María 5880, es el segundo edificio corporativo del sector, considerado un barrio residencial. El edificio se compone de 3 pisos en la nave principal y 2 niveles de subterráneos. El cuerpo principal es un gran hall que se encuentra en el medio y divide las 2 alas de oficinas. En el lado norte se construyó una extensión independiente que se utilizará como auditorio y casino.


La principal característica de este edifcio es su geometría irregular, ya que sus formas curvilíneas se aprecian desde cualquier ángulo, teniendo como objetivo optimizar la orientación solar, privilegiando la luz natural. Esta obra se presenta con un muro cortina rodeado por tres corridas de celosías de madera, las cuales se van uniendo y trazando las curvas del edificio con sus elevaciones y formas. La función de estas celosías es sombrear el edificio, sobre todo del asoleamiento en verano. En cuanto al muro cortina, éste fue elegido para no perder la vista al exterior, ya que el edificio se encuentra ubicado a los pies del cerro Manquehue.

Qué lo hace ser sustentable

En un estudio de la consultora Colliers International sobre los edificios más verdes del país, el Transoceánica apareció en el tercer lugar del ranking, después de Costanera Center y Titanium.

Desde los inicios se planificó que fuera un edificio sustentable y al término de la etapa de diseño  decidieron postular para obtener la acreditación LEED Gold. Sus formas, ubicaciones, sistema de protección solar, materiales, aislación en fachadas, sus jardines con especies autóctonas, hechos por el paisajista Juan Grimm, espejos de agua, techos verdes, etc., se enfocan en el tema de la eficiencia energética.
Este edificio, además de los elementos de diseño y arquitectura, incorpora modernos sistemas de iluminación, climatización y uso del agua. El concepto energético de esta obra fue desarrollado por la alemana Bhone Ingenieure, oficina que delinió algunos puntos fundamentales para poder alcanzar el grado de sustentabilidad que se requería.
Estos expertos alemanes junto con la oficina de arquitectos locales, diseñaron un sistema de clima basado en geotermia, en el cual se extrae agua de un pozo de 100 metros profunidad, ésta es canalizada a un intercambiador de calor que va conectado a un circuito cerrado de agua dentro del edificio y circulará a través de capilares en los cielos de las oficinas. Cuando hace calor, el agua subterránea es más fría que el ambiente, entonces los cielos irradian frío y viceversa.

En iluminación se utilizará el sistema quantum de Lutron, que optimiza la iluminación y el consumo eléctrico, es decir, si la luz aumenta afuera, automáticamente se apagan las interiores.

El sitio a construir, de un total de aproximadamente 20.000 m2 de superficie y con una ocupación de suelo de 0.3 equivalentes a 6.000 mt2, liberó un parque de 14.000 m2 que se integrarán a los espacios públicos de la ciudad. Estos parques serán dedicados al peatón y no al vehículo, siendo complementada con un programa exterior al edificio principal que incluye comedores, auditorio, circulaciones cubiertas mediante marquesinas y espejos de agua.

“Resultó interesante dar respuesta y guiar un proceso marcado por restricciones formales, el uso de nuevas tecnologías e ingeniería innovadora, con la mirada y los elementos propios de la arquitectura, reforzando la función del arquitecto como cabeza de un proceso multidisciplinario y como invitado principal en la misión de proporcionar mejores espacios para habitar”, cita la Memoria de esta obra.

Sin duda que este edificio está hecho a favor del medio ambiente y todos sus elementos, desde su arquitectura hasta los sistemas más tecnológicos, hacen que sea uno de los más verdes de Chile.






Reacciones:

0 comentarios: